Blog Detail

Ventajas de la corteza de pino en el suelo del jardín

 

  • Ayuda a conservar la humedad. La corteza de pino funciona como barrera: impide que el suelo se caliente mucho, lo cual es muy valioso sobre todo en verano, y reduce la humedad que el sustrato pierde por evaporación. Además, se evita (o pierde importancia) el crecimiento del césped, que en general también precisa de buenas cantidades de agua. Como consecuencia, las necesidades de riego del jardín resultan inferiores, con el consiguiente beneficio tanto para el medio ambiente como para la economía doméstica.

 

  • Impide el desarrollo de malas hierbas. Los fragmentos pequeños de corteza de pino dificultan de manera notoria el desarrollo de las malas hierbas. Además, si pese a la presencia del acolchado logran crecer, son más fáciles de identificar y eliminar.

 

  • Se puede pisar. El césped del jardín a menudo impone limitaciones, como evitar pisarlo para procurar su mejor crecimiento y desarrollo, lo que acarrea ciertas incomodidades. La corteza de pino, en cambio, es un material muy resistente, que se puede pisar sin mayores perjuicios.

 

  • Genera bonitos contrastes con el verde de las plantas y arbustos. A nivel decorativo, el color oscuro de la corteza de pino posibilita que los colores de las plantas y flores del jardín se destaquen de otra manera. Permite, también, la formación de senderos o la separación de distintas áreas dentro del jardín.

 

  • Buen aroma. El olor de la corteza de pino es fresco y agradable, lo cual representa una ventaja más en el momento de valorar la colocación de este acolchado.

 

IMG_2033

IMG_2034

Fuente: consumer

No hay comentarios todavía.

Escribe un comentario