Blog Detail

Mantenimiento del césped en invierno

Jardineria-01-620x348

El césped sufre mucho en invierno. El mes de octubre es el más adecuado prepararlo de cara a la estación más fría del año, especialmente en zonas interiores como Madrid. Por eso es ideal realizar la siega, abono, aireado y drenaje de la tierra, y por último replantar. Es conveniente realizar la última poda durante los primeros días de octubre, sin cortarlo demasiado para que el césped no sufra en exceso. En ese caso puede debilitarse demasiado y facilitar que crezcan las malas hierbas.

En invierno el césped no tiene que estar tan corto como en verano, en esta estación no crece tanto y es conveniente que esté más alto por lo que se recomienda cortar únicamente las puntas y no de manera habitual. Lo normal es que en verano se corte dos veces por semana, en primavera y otoño una por semana y en invierno es suficiente con hacerlo una vez al mes.

Es muy importante quitar todas las hojas y plantas que caigan sobre el césped.

Depende de la zona y de las lluvias, el riego se hace innecesario o la intensidad tiene que ser mucho menor.

Es muy aconsejable que se realicen labores de mantenimiento en invierno y así cuando llegue la primavera  tendremos un césped bonito y preparado para disfrutarlo.

No hay comentarios todavía.

Escribe un comentario